Entretenimiento

Hable con ella – Talk to her


talktoher

Una y solo una película me gusta y me fascina de Almodóvar y se llama “Hable con ella”. Casi como Leones por Corderos es una película de diálogos, ligeros pero profundos. Una pelicula sobre la comunicación o mejor dicho su carencia, sobre todo cuando tiene que ver con expresar los sentimientos y multiplícalo por dos si se trata de los hombres, los machos, los que no lloran ni se abren… Porque cuando lo hacen corren el riesgo de que el mundo se entere de lo vulnerables que somos.
Pero dejemos que Almodovar nos de su versión (no estoy 100% seguro de que sean sus palabras pero espero que vea el blog y se queje):

“Hable con ella” es una historia sobre la amistad de dos hombres, sobre la soledad, y la larga convalecencia de las heridas provocadas por la pasión. Es también una película sobre la incomunicación de las parejas, y sobre la comunicación. Sobre el cine como tema de conversación. Sobre cómo los monólogos ante una persona silente pueden ser una forma eficaz de diálogo. Del silencio como “elocuencia del cuerpo”, del cine como vehículo ideal en las relaciones de las personas, de cómo el cine contado en palabras detiene el tiempo y se instala en las vidas de quien lo cuenta y del que lo escucha.
“Hable con ella” es una película sobre la alegría de narrar y sobre la palabra como arma para huir de la soledad, la enfermedad, la muerte y la locura. También es una película sobre la locura, ese tipo de locura tan cercana a la ternura y al sentido común que no se diferencia de la normalidad.

Las vidas de Benigno y Marco se cruzan en una clínica. Marco cuida a su novia Lydia, una torera que tuvo un accidente en el ruedo y ahora esta en coma. Benigno es un enfermero que se dedica a cuidar a Alicia, una estudiante de ballet que también está en coma. Benigno está obsesionado con Alicia pues la espiaba desde el balcón de su departamento que queda frente a donde Alicia solía practicar ballet. Movido por esta obsesión, Benigno cuida de Alicia con verdadera devoción y esmero y aunque clínica y teóricamente no pueda oirlo, Benigno platica con Alicia siempre que la cuida.

Cuando Benigno conoce a Marco y la situación por la que atraviesa, este le insta a Marco a que también platique con su novia en coma. Marco se niega porque no cree que esto pueda ayudar en algo y claro, también porque se le hace algo un tanto cursi. Eventualmente su novia fallece, pero la amistad de estos dos hombres prevalece.

Las cosas toman otro giro cuando Benigno abusa de Alicia estando ella en coma y ella resulta embarazada. Ante semejante escándalo, Benigno va a dar a la cárcel catalogado como un ser de lo peor. Marco se vuelve en el mejor amigo y confidente de Benigno quien gradualmente se deprime, no por el hecho de estar en la cárcel, sino por no saber qué fue de su amada Alicia. Lo que el ignora y que nadie, ni Marco, se atreverán a decirle es que a pesar de que Alicia perdió al niño, aparentemente y casi de milagro, los favores de Benigno (incluyendo haberla embarazado) han logrado sacarla del coma y ahora ella se recupera favorablemente.

Ignorando estos hechos y ya completamente desilusionado Benigno se quita la vida. Todo esto afecta radicalmente la vida y sentimientos de Marco, quien es un ser profundamente sentimental oculto bajo una mera fachada. Se dará cuenta que reprimir sus sentimientos le ha costado perder a dos personas muy cercanas a el.

talktoher2

Perdón por platicarles toda la trama, pero creo que para el que le haya interesando, mis palabras no bastarán y verán la película de todas formas. Antes de que alguien se atreva, me adelantaré a decir que, como otros, me identifiqué con los personajes de la película, porque no reconocerlo, seguramente deje rodar alguna lagrimita.

No solo las mujeres la tienen dificil en este mundo de hombres. Los hombres también son prisioneros de las mismas cárceles de prejuicios que han construido con sus propias manos. Es curioso lo que con frecuencia los “machotes” ocultan bajo sus máscaras. Es por eso mismo que prefiero el diálogo “uno a uno”, cuando no se tiene la presión de grupo y es más fácil quitarse las máscaras, cuando podemos tener pláticas mucho más significativas y, al menos para mi, mucho más valiosas que el último repertorio de chistes de Polo Polo. Y cuando eso sucede, procuro poner lo mejor de mi parte. No creo se requiera de mucho. Tampoco se trata de poder siempre y para todo un consejo sino más bien de ser alguien que sencillamente sepa escuchar y que pueda transmitir esa sensación de confianza. También se trata de actuar con responsabilidad y saber guardar las palabras de la persona que se ha atrevido a compartir sus sentimientos conmigo. En ese aspecto me tomo muy en serio el significado de mi nombre “Raymundo”, que es “Protector”, el protector de esas palabras, de sus sentimientos.

Aunque veo ligeros indicios, espero que haya un día en que hombres y mujeres podamos tratarnos con menos prejuicios y poder comunicarnos más efectivamente. Mientras tanto este hombre sigue diariamente poniéndose su máscara, cuando encuentra alguien con quien hacerlo, no duda en quitársela y compartir lo que piensa y siente. Por supuesto, cuando alguién más se atreve a quitársela, hace su mejor esfuerzo por escuchar y hacerle sentir que semejante atrevimiento bien ha valido su esfuerzo.

Próximamente: Diamante de sangre

Estándar

3 comentarios en “Hable con ella – Talk to her

  1. Pingback: Pi - El orden del caos « Blagora

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s